Monja-Flor

Monja-Flor-Master-Chef-México
Imagen: youtube/Ventaneando

En la cocina de MasterChef México está una concursante fuera de lo común, una monja de 67 años con una muy buena sazón y mucho carisma, características que le permitieron entrar en el grupo elite de cocineros del programa.  Su objetivo de estar en este reality, es más allá que la popularidad, es pagar la deuda que tiene con el banco y que su congregación no ha podido pagar por construir una escuela de siete millones de pesos mexicanos.

Su éxito ha hecho que los televidentes la tengan entre sus favoritas, pues el 80% de la población son católicos, pero eso no es suficiente, pues su talento y habilidad en la cocina es la que ha hecho que siga pasando las etapas y retos. Sus platos le hacen honor a la fama de las religiosas preparando la apetecida comida poblana.

Aunque no han faltado las polémicas, pues se dice que los jurados y la producción le tiene mayor consideración por tener los hábitos, pues en algunas ocasiones ha hecho cosas poco habituales, como poner una salsa en tiempo extra, una falta que casi la saca del concurso. Sin embargo, su pasión y talento es innegable, para muchos competidores es su más grande rival.

Esperamos seguir viendo MasterChef México para saber hasta dónde llega la madre, que se siga encomendando, como en cada prueba, a San José.